El comienzo de la nueva década y los desarrollos más recientes de la tecnología, traen de la mano nuevas tendencias para el sector de la construcción. ¡Te invitamos a conocerlas!

Conocer los materiales, procesos y tecnologías que se han desarrollado últimamente permite mantener una actualización constante sobre las prácticas más recientes de la industria. Todo ello, sin dejar atrás la evolución vertiginosa a la que se encuentra sometida el mundo actual.

En este sentido, ya es posible conocer los cambios que podrán aprovechar las constructoras, contratistas, arquitectos y vendedores inmobiliarios, entre otros.

🏢 La arquitectura continúa siendo una de las tendencias punteras

Se trata de una tendencia que se mantiene desde hace algunos años. Las líneas minimalistas, los tonos blancos y los contrastes de colores. La fusión de varios estilos. Atrás quedaron las habitaciones separadas, pues los espacios amplios que integran diversas funcionalidades es una de las grandes demandas por parte de quienes tienen intención de adquirir un nuevo hogar u otro tipo de edificación.

Las líneas sencillas y la ausencia de elementos superficiales se posicionan como el nuevo minimalismo. La combinación de diversos materiales como el hierro, madera o aluminio se sitúa en el top de decoración.

🌳 Materiales biodegradables a favor de la sostenibilidad con el medioambiente

El sector de la construcción se suma a la lucha incesante por proteger el planeta con la utilización de materiales biodegradables. Estos materiales, además de ser amigables con el planeta, también presentan una gran resistencia. Un ejemplo de este tipo de materiales es el hormigón permeable, mucho más granulado y que permite el paso del agua a la tierra. Este nuevo material ha sido creado como sustituto al asfalto en las vías automovilísticas y estacionamientos.

Así mismo, para el uso de ventanas y paredes, por ejemplo, existe un material llamado aerogel. Se trata, ni más ni menos, que de un material capaz de resistir las altas temperaturas, con capacidad de absorción de líquidos hasta el 900% de su peso. Su densidad es tres veces mayor que la del aire.

Del mismo modo, otra de las tendencias en crecimiento es el uso de materiales reciclados para las estructuras de las edificaciones.

✅ Optimización de los recursos

Bien es sabido que el mundo se encuentra en la era de la innovación tecnológica. Es por eso que a la industria de la construcción también llegaron nuevos cambios. La presencia de nuevos modelos desarrollados con la tecnología BIM implica procesar la información del proyecto en plataformas digitales. Así, se podrá obtener una mayor eficiencia energético reduciendo las emisiones contaminantes.

En cuanto a los procesos constructivos, se pueden apreciar las nuevas aplicaciones para dispositivos móviles, como es el caso de EPC Tracker. Gracias a ellas es posible reducir el uso del papel, evitando así un excesivo impacto ambiental, con la gestión de la información necesaria en plataformas digitales. Además, el uso de drones es cada vez mayor debido, en parte, a su facilidad de uso, la cual permite obtener imágenes desde ángulos casi imposibles.

El uso del Big Data puede ayudar a la constructora a detectar nuevas oportunidades de negocio con las herramientas de análisis adecuadas. Gracias a la correcta adaptación a las necesidades del cliente, permite ofrecerles una mayor satisfacción.

🤝 Adaptar las ventas al cliente

En el siglo XXI, con las generaciones Millenial y Centennial, es necesario redescubrir con la persona que busca un espacio personal las diferentes ventajas de obtener un área como la que se le ofrece.

Sobre estas líneas, es momento de renovarse con la industria. Las necesidades son cambiantes constantemente y, con ellas, los gustos de las personas. Por ello, es preciso contar siempre con una adaptación a cada una de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *