El impulso de la minería sostenible en Latinoamérica es posible gracias a países como Chile que realizan un gran esfuerzo en tecnología sostenible. En 2019, el país latinoamericano ha puesto en funcionamiento una planta de energía solar flotante.

¿Cómo ayuda al progreso la tecnología sostenible?

Los avances tecnológicos han permitido el disfrute de una mejora en la calidad de vida, más allá de los recursos económicos y sociales. Todo ello gracias a la tecnología que nos permite un desarrollo global sustentable.

Para hablar de tecnología sostenible primero es necesario aclarar qué se entiende por desarrollo sostenible, ya que este término es el que da lugar a los nuevos avances tecnológicos. 

Se considera que el desarrollo es sostenible cuando puede llegar a satisfacer ciertas necesidades sin poner en peligro los recursos disponibles y posibilidades futuras. Así pues, las tecnologías sostenibles son aquellas que emplean menos energía y recursos limitados para realizar los procesos y que, además, no agotan los recursos naturales a lo largo de los mismos”.

En el caso de Chile, las energías renovables y la minería se encuentran en un punto de convergencia.  La innovación, el talento y las políticas de estado permiten que el país cuente con una de las plantas solares flotantes más grande de Latinoamérica. 

tecnología sostenible

Convertir el riesgo en oportunidad

La creación de esta impresionante planta solar flotante chilena está transformando los riesgos en oportunidades. ¿Cómo lo hacen? Promoviendo la innovación y la sostenibilidad, dos conceptos clave para abordar la tecnología sostenible.

Si se habla de innovación en Latinoamérica, todo el mundo señala a Chile como el líder en el ranking. Tras él se encuentran Costa Rica, México y Panamá. 

¿En qué consiste esta iniciativa?

Se trata de una estructura compuesta por 256 paneles fotovoltaicos instalados en el depósito de Las Tórtolas, en la comuna de Colina, con capacidad para generar en conjunto 86 kW.

Los paneles se encuentran ubicados sobre una isla flotante y están conectados a una sala de servicios que permite controlar la energía generada diariamente por el sistema.

El proyecto se está ejecutando por primera vez a nivel mundial en un sistema altamente dinámico y permitirá reducir las emisiones de CO2 en 58 toneladas al año. Además, generará energía eléctrica renovable de 150.000 kWh/año y reducirá en más de un 75% la evaporación del agua sobre el área que cubre.

tecnología sostenible

Sin duda, un claro ejemplo de proyecto basado en la tecnología sostenible. Por otro lado, gracias a la innovación tecnológica es posible realizar un ahorro en recursos y costes.

Esta iniciativa surge como un remedio para maximizar el uso eficiente de agua ante la escasez de la zona central del país. Otros países como Holanda también se están uniendo a la causa.

En definitiva, este proyecto contribuye al logro una minería más sostenible que generar energía, reducir emisiones y optimizar el uso del agua. Todo ello es posible gracias a la tecnología sostenible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *