El concepto “Passive House” surge de la necesidad de encontrar la sostenibilidad en un mundo altamente energético y consumista. Las energías renovables avanzan rápidamente debido a que son una de las opciones en cuanto a la generación de electricidad en todo el mundo. 

Desde EPC Tracker siempre se intenta apostar por la sostenibilidad de las construcciones que se llevan a cabo. Ello se consigue con materiales que respeten el medio ambiente y procesos de trabajo sostenibles en los que se automaticen los procesos para evitar un gasto extra en materiales de oficina, especialmente. 

Por ello, en el post de hoy se da a conocer un nuevo concepto que se presenta como una de las tareas pendientes de la construcción española: el concepto de Passive House.

¿Qué son y cómo funcionan estos hogares?

El término “Passive House” surgió en Alemania en la década de los 80 para tratar de defender la construcción de casas de bajo consumo energético. Aunque, el verdadero objetivo era lograr que el consumo energético fuese nulo. De este modo, sería posible respetar más el medio ambiente y supondría un ahorro considerable en las facturas del hogar.

Su excelente calidad térmica debido a los materiales aislantes empleados, el uso de fuentes de calor internas y la minimización de las pérdidas de ventilación hacen de este hogar uno de los más eficientes del mundo.

Con la construcción de estos hogares se dice adiós a los mecanismos de refrigeración y calefacción que, habitualmente, acostumbran a estar en la mayoría de los hogares. Este tipo de vivienda permite, además, mantener una temperatura constante en su interior que ronda en torno a los 20ºC.

Y la gran duda es: ¿Por qué no necesita calefacción? Porque este tipo de hogares se sirve del calor que desprende el propio Sol, así como el que generan quienes la habitan o los propios electrodomésticos. 

Pero, para que una Passive House funcione de manera correcta debe cumplir una serie de requisitos:

  • Deben ser herméticas.
  • Contar con un nivel de aislamiento térmico alto.
  • Disponer de un buen sistema mecánico para controlar la calidad del aire.

Además, su diseño necesita terminar con el fenómeno conocido como “Puente térmico” Por ello, debe contar con un sellado térmico en el interior del espacio. De este modo, se consigue que las temperaturas registradas en el interior de la vivienda sean más estables por defecto.

passive house

Quiero convertir mi casa en una Passive House

Si quieres convertir tu vivienda tradicional en una más sostenible deberás tener en cuenta varios factores principales como son la vegetación, el Sol, la lluvia, el viento, etc. 

¿Cuántas veces aparecen problemas en los hogares generados por los factores externos? La solución está al alcance de tu mano. Se trata de combinar un sistema pasivo y activo. De este modo, se consigue reducir el consumo de energía y hacer que esta sea renovable. 

Para obtener un certificado que indique que tu hogar es una Passive House es necesario optimizar al máximo todos los recursos existentes.

Entre los requisitos que debe tener una casa que cumpla con la eficiencia energética son:

  • Consumir  menos de los 15 kWh en calefacción
  • Consumir menos de 30 kWh en refrigeración.
  • El consumo anual de electrodomésticos y agua caliente no debe superar los 120 kWh.
  • Ir disminuyendo las cifras de consumo energético con el tiempo.

Por tanto, el proceso de construcción de una Passive House pasa por numerosas fases. Desde un proyecto de construcción automatizado mediante el uso de software de seguimiento con la máxima reducción de materiales innecesarios, hasta el seguimiento de los niveles de consumo para que estos sean lo más respetuosos y eficientes posibles con el medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *