Ramón Rodríguez Verdejo Monchi es considerado por méritos propios el mejor director deportivo del mundo. En esta entrevista realizada para EPC Tracker descubrimos una faceta menos conocida pero de vital importancia en su labor. Monchi es un innovador nato en la metodología de trabajo y ha labrado su éxito ayudado por la implantación de nuevas herramientas tecnológicas disruptivas de la que es un defensor acérrimo.

A la vista de los resultados nos encontramos ante un clamoroso caso de éxito, aunque confiesa que en el inicio se encontró con importantes barreras derivadas de la resistencia al cambio.

El fútbol ha cambiado mucho en estos años no solo a nivel deportivo sino en la forma de gestión interna de los clubes con la irrupción de la tecnología. ¿Se ha completado la transformación digital de los clubes o queda camino por recorrer?

Es evidente que las tecnologías en los últimos diez años han supuesto un cambio fundamental en el mundo del deporte en general y del fútbol en particular. Los gps, la utilización del vídeo, los sistemas de análisis y muchas aplicaciones tecnológicas que se han ido adaptando han provocado ventajas a la hora de planificar entrenamientos, seguimiento de rivales y jugadores, tácticos, etc. Sin embargo creo que estamos en los albores, en los inicios de un cambio drástico.

“Los que se aparten del camino de la digitalización quedarán en una situación de debilidad tremenda”.

barreras resistencia al cambio

Yo que soy un amante de la digitalización estoy convencido que la cuarta revolución industrial será equivalente a las revoluciones industriales anteriores. Habrá un antes y un después y el fútbol no puede volverle la espalda a algo que en los campos de actividad de la empresa y la industria ya tiene un sentido. No solo soy un defensor e intentaré que mi club actual siga esta senda, sino que creo que el que se aparte de este camino se va a quedar en una situación de debilidad tremenda.

Hablemos un poco de las funciones de tu día a día adaptadas al rol que desempeñas. ¿Cómo era el antes y cómo ha cambiado la forma de trabajar con la aplicación de la tecnología y de las nuevas formas de gestión?

Comparar la actual forma de trabajar de un director deportivo con las anteriores es como si comparamos el mundo antes de descubrir el fuego o de canalizar el agua. Puedo contar mis inicios allá por el 2000 en el que poníamos unos conos para contar los metros que había que recorrer, íbamos con una cinta métrica de estas que tienen una ruedecita para saber los metros recorridos. Tenía que llamar a un proveedor para decirle grábame el Barcelona-Atlético Madrid que dentro de cinco semanas juego contra ellos, y me lo enviaba en vídeo. O llamaba a un primo mío que trabaja en La Coruña para que me hiciera un informe del Deportivo y me lo mandase por correo. Todo ello aparte de tener 15.000 archivos de papel que lo único que hacían era acumular espacio.

“Antiguamente guardaba 15.000 archivos en papel que lo único que hacían era acumular espacio”.

foto eldesmarque.com

En la actualidad, en un entrenamiento le pones un gps en la espalda a un jugador y lo mide todo. Tienes los datos disponibles dos minutos después de acabar el entrenamiento. De la misma forma en una plataforma virtual tengo imágenes y datos de los jugadores al segundo. En un servidor compartido con compañeros podemos estar al mismo tiempo viendo documentos e informes. Mando un técnico a Perú y a los 30 minutos de acabar el partido tengo el informe.

La aplicación de nuevos procesos de trabajo ligados a la tecnología suele llevar consigo un rechazo de los equipos de trabajo. ¿Cuáles son las barreras al cambio con las que te encontraste al implantar tu nueva metodología?

La primera barrera siempre ha sido la ignorancia. El que no conoce o no sabe lo que no quiere es que le cambien mucho la manera de trabajar y se aferra al yo siempre lo he hecho así. Al principio fue difícil porque te miran con cara de este que viene a inventar.

Pero por fortuna en mi caso concreto no fue todo lo difícil que en principio pensaba porque las nuevas generaciones -y en el mundo del fútbol en particular- están muy preparadas. En sus carreras, másters, congresos, viene mucho más preparado el profesional y adecuado a las nuevas tecnologías. En Roma he tenido la oportunidad de hacer dos másters que tenía decidido hacer antes de irme. La Roma es un club que tiene muy visualizado el campo de las tecnologías, el big data y la inteligencia artificial, y me ha servido para confirmar que ese era el camino a seguir.

“Implementar estas innovaciones es difícil porque te miran con cara de este qué viene a inventar”.

Cuando he vuelto a Sevilla he constatado que mis ideas coincidían con la idea del club en todos los estamentos. El Sevilla FC ya estaba trabajando en plataformas integrales, ingeniería de procesos, digitalización y big data. Hasta el punto de contratar un matemático para desarrollar proyectos de inteligencia artificial en todos los campos del club.

Al principio hubo barreras, ligadas fundamentalmente a la ignorancia y al miedo a lo desconocido pero hoy afortunadamente cualquier profesional está acostumbrado al uso de estas herramientas.

Y lo más importante, como han dado resultado son muy propensos a estar abiertos a nuevas implementaciones y nuevos procesos.

¿Qué tipo de tecnologías disruptivas e innovaciones utilizas para la dirección deportiva del club?

Actualmente tanto Big Data como Inteligencia Artificial son dos nombres que en cualquier dirección deportiva un club que quiera crecer se utilizan. Últimamente más que ojeadores o scouts, empezamos a buscar ingenieros, matemáticos, físicos, expertos en estadísticas o algoritmos. El big data es el futuro del fútbol. No porque vayas a comprar un jugador en función de los datos sino porque te acorta el espacio de riesgo.

foto eldesmarque.com

El big data lo utilizamos a través del dato que compramos en bruto a los proveedores. Intentamos hacerle preguntas y la clave es saber las características del dato, qué dato quiero utilizar. Básicamente solemos trabajar en tres líneas. En primer lugar en la prevención de lesiones, estudiando los patrones de comportamiento en el pasado para prevenirlas. También en la detección de talento vamos a estudiar cuándo un jugador puede irrumpir y cómo se desarrolla. Nos preguntamos qué hemos hecho en el pasado para que jugadores como Jesús Navas, Sergio Ramos, Alberto Moreno, Antonio Puerta salieran a la luz para ver si podemos repetir esos comportamientos.

“A través de patrones de comportamiento podemos adelantarnos al precio del jugador”.

Esto fundamentalmente en el scouting recorta al máximo el número de jugadores que tenemos que seguir. Si estamos buscando un perfil de jugador le vamos a dar al perfil una serie de datos y a partir de ahí vamos a hacerles un seguimiento más subjetivo. A través de los patrones vamos a adelantarnos al precio del jugador. Con ello podemos ver cuándo está en el valor más alto para poder venderlo o cuándo hay jugadores que están por debajo de su precio para poder comprarlos.

La inteligencia artificial que no está totalmente integrada como big data, nos dará un paso más en un futuro próximo. Un examen mucho más concreto. Solo un entrenador o un director deportivo sabe cómo juega su equipo. Pero si somos capaces que la inteligencia artificial analice los últimos trescientos partidos de un entrenador, yo sería capaz de decirte cómo juega ese equipo.

La digitalización es como vivir sin saber que existía el fuego y vivir ahora con calefacción para toda la casa con el suelo climatizado. Años luz.

Nota de agradecimiento de EPC Tracker

Esta entrevista es una prueba irrefutable de la necesidad de la transformación digital ante el cambio de era independientemente del sector. Agradecemos la atención de Monchi por concedernos esta entrevista y le deseamos muchos éxitos venideros. Asimismo dar las gracias a Fede Quintero y eldesmarque.com por la cesión de las fotos.

Post relacionados: ¿Sabes qué es EPC en ingeniería?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *