Juan Carlos Camacho ha visitado las oficinas de EPC Tracker para concedernos una entrevista muy especial: nos habla del sector de la construcción a través de su amplia experiencia como Coordinador de Seguridad. Desde que comenzó a trabajar en SGS, asegura que ha visto de todo y que ya pocas cosas le asustan. Cree que el ladrillo está necesitando alguien que “haga fácil lo difícil” para acabar con el caos.

El perfil de un especialista

Juan Carlos es uno de los técnicos en Prevención más conocidos en toda Andalucía por su experiencia. Poca gente ha conocido más obras que él.
Es Doctor por la universidad de Sevilla, Arquitecto Técnico e Ingeniero de Edificación.

Según su criterio, entró tarde a la Universidad, pero en un momento muy adecuado.La facultad despertó en él un gran interés por la ciencia, sobre todo por la física. Escribió dos artículos sobre contaminación lumínica en un momento en el que se comenzaba a hablar sobre la eficiencia energética y las energías renovables.

Después de terminar la carrera, trabajó durante varios años hasta que realizó el Máster de Seguridad Integral en la Edificación. Más tarde, comenzó su andadura como profesor en la escuela Superior de Ingeniería de Edificación. Después de trabajar algún tiempo en constructoras, entró en la plantilla de SGS como técnico de Edificación, dedicado al control de calidad. Más tarde pasó al departamento de Prevención en el que se enfoca en todo lo relativo a la Seguridad en los trabajos de obra.

En ese periodo, un acontecimiento importante le hizo cambiar la perspectiva de su trabajo: un accidente grave en una obra en la que trabajaba. Desde entonces quiso convertirse en un especialista en su trabajo para poder evitar en la medida de lo posible estas situaciones…y lo ha conseguido.

Sobre el día a día en el tajo

Durante la realización de tu trabajo diario:
¿Con qué otros agentes participantes de la construcción tenías/tienes contacto? ¿Cómo ha sido la relación?
“Todo esto depende de la calidad de las personas. Hay técnicos a los que les gusta el enfrentamiento y otros que se prestan más a dialogar. En la obra hay un único objetivo para todos: que se construya lo mejor posible y lo antes posible.
Desde mi posición de Coordinador de Seguridad y Salud yo intento ayudar siendo lo más estricto posible. Me gusta hacer las cosas bien. He cogido obras que estaban paradas y las he levantado a base de organizar bien al equipo. Hay que saber motivar. En la obra, las decisiones más inteligentes que se toman son las que benefician a todos: me vienen bien a mí y también a los demás.   Cuando veo una obra que apuesta por la Seguridad y Salud, sé que hay detrás personal muy competente.   Junto a Francisco Gómez Jurado escribí un artículo sobre las competencias de cada agente de la obra que nos ayuda mucho a definir las responsabilidades de cada uno. “El jefe de obra, ese gran desconocido”

La necesidad de un cambio

Sabemos que los documentos y papeleo generados durante el proceso de la obra (como por ejemplo los partes de asistencia etc…) son muchos y además se acumulan, archivan y gestionan de forma rudimentaria en muchos casos. La tecnología ha avanzado en estos años muy rápidamente…
¿Crees que se está aprovechando toda esta innovación en la gestión de documentos? ¿Nos puedes contar alguna experiencia personal/anécdota relacionada con esto?
“Las grandes empresas tienen sus sistemas de gestión implantados y quiero imaginarme que lo llevan bien…(se ríe).
En las empresas medianas o pequeñas es bastante problemático. Lo guardan todo en carpetas y de repente se va el jefe de obra con los documentos…y adiós, se perdió todo.
No se trabaja en la nube ni en servidores, cuando se estropea el disco duro se acabó.
Por ejemplo recientemente ha entrado en vigencia un Real Decreto por el cual hay que controlar la asistencia de los trabajadores a la obra. Para controlar la entrada a los centros de trabajo…se genera una cantidad de documentación bárbara. Esto tiene que ir cambiando.
Lo difícil es hacer toda esta gestión de una forma sencilla. La construcción necesita que alguien lo haga. Se trata de hacer fácil lo difícil…y eso es lo complicado. “

La ley ante la alta siniestralidad

Una de las características principales del sector de la construcción es la alta siniestralidad. Desde que el ladrillo comenzase a remontar en 2014, el número de muertes en el sector y el total de bajas por accidente laboral han crecido un 9,59% y un 42,59%, respectivamente
Los problemas generados alrededor de las responsabilidades legales en el ámbito de la Prevención y la Seguridad no son pocos.
¿Existe algún caso de accidente laboral o complicación en la que te hayas visto afectado? ¿Crees que se podría haber gestionado de otra forma? ¿Piensas que puede existir alguna manera de controlarlo?
“En una de las obras en las que trabajaba, hubo un accidente grave. En ese momento me planteé muchas cosas…Me hice especialista para conocer más la ley al respecto. En el futuro me gustaría estudiar derecho porque el mundo judicial en este ámbito no se parece en nada a como nos lo cuentan en los medios “

Una metodología estancada

Si te digo: “Esto está bien así porque se ha hecho así de toda la vida”. ¿Te es familiar esta frase? ¿Crees que el sector de la construcción se ha estancado en una filosofía de trabajo demasiado tradicional? ¿Qué hay de las nuevas tecnologías?
(Juan Carlos suelta una carcajada)
“Eso es lo de siempre. La tendencia en la construcción es al estancamiento, a pesar de que el artículo 15 de la Ley de Prevención de Riesgos laborales diga lo contrario: que hay que avanzar según el avance de las tecnologías. Es como si tienes en el mercado un martillo eléctrico y pones a la gente a trabajar con un pico y una pala “
En estos momentos se habla mucho acerca de la Digitalización y la Industria 4.0.
¿Utilizas algún método digital en tu trabajo para la gestión de documentos, partes, etc…?
“Teóricamente todas las herramientas que se creen, de sistemas de gestión, se han creado para ayudarte, para quitarte trabajo. Pero esto se ha tergiversado. Ahora mismo, incluir un sistema nuevo de gestión supone además necesitar a una persona para que lo alimente. Esto no puede ser porque entonces el sistema no nos quita trabajo, sino que requiere más recursos. Se convierte en un círculo vicioso donde se necesita cada vez más gente, más gente…
Un sistema de gestión que sí tiene sentido es aquel que ahorra tiempo, dinero, y que no necesita de más personas para gestionarse. “

Los nuevos profesionales

En tu trabajo como docente, estás a diario en contacto con los que serán los futuros profesionales del sector de la construcción.
¿Cómo ves este futuro?
“La verdad es que la entrada en vigor del Código Técnico de la Edificación ha facilitado mucho las cosas. El alumno ahora tiene una base con la que trabajar.
Los niveles de exigencia en la universidad están bajando bastante y se encamina demasiado hacia la investigación.
Al mismo tiempo, alumnos que ahora trabajan conmigo, tienen unas aptitudes que me sorprenden; saben más de lo que uno cree, sobre todo en cuanto a tecnologías “

Agradecimientos

Desde EPC Tracker queremos agradecer enormemente la implicación de Juan Carlos y su tiempo para la realización de esta entrevista. Su testimonio es de vital importancia para nosotros ya que a través de él podemos conocer de primera mano las carencias a la que se enfrenta el sector de la construcción en estos momentos, y en qué podemos aportar desde nuestro perfil de empresa tecnológica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *