La rápida evolución de Internet ha permitido que IoT o Internet de las Cosas sea, actualmente, una realidad y no sólo una visión de futuro. Su ámbito de aplicación es muy amplio y cada día surgen más y mejores dispositivos que hacen posible el continuo desarrollo de esta tecnología.

Esta novedosa tecnología permite numerosas aplicaciones y posibilidades que se manifiestan tanto en la vida cotidiana de las personas como en los entornos empresariales. En este último campo el Internet de las Cosas se está implantando cada vez con mayor frecuencia, como es el caso de EPC Tracker .

🧠 Adaptar la mente a las novedades tecnológicas

En los últimos años, IoT se ha convertido en una de las tecnologías más importantes del actual siglo XXI. A través del Cloud, Big Data, Machine Learning, IA… es posible compartir y recopilar datos sin apenas necesidad de la intervención humana. 

Sin embargo, hablar de IoT supone, para muchos, hablar de un término desconocido. Se trata de conceptos que no deben quedar en el tintero, pues conocerlos e implantarlos es todo un beneficio para la empresa. Por tanto, el IoT es la agrupación e interconexión de dispositivos a través de una red, en la que todos podrían ser visibles e interaccionar. 

Internet de las Cosas v2

Además, no es necesario que el objeto o dispositivo sea un sensor, pues también puede tratarse de objetos cotidianos como calzado o ropa. El objetivo, por tanto, es una interacción de máquina a máquina, también conocida como M2M (machine to machine). Pero, no se deben enlazar ambos términos. 

Existen algunas diferencias entre los términos IoT y M2M:

  • Mientras el Internet de la Cosas se enfoca en el mercado de dispositivos conectados, el M2M da más importancia a la comunicación entre máquinas.
  • El M2M ofrece soluciones concretas para problemas puntuales; sin embargo, el IoT permite la relación entre varios dispositivos y apps.
  • El IoT es más universal en conectividad que el M2M, ya que permite conectar varios dispositivos sin importar la red o máquina a usar.

📲 IoT en la Industria 4.0

También conocido como IoT Industrial, es el término utilizado para hacer mención a la aplicación de la tecnología de IoT en ámbitos industriales. Aquí se hace hincapié en la instrumentación y el control de los sensores y dispositivos que participan en las tecnologías Cloud o de la nube. Es, gracias al surgimiento de este último concepto, la forma en que las industrias pueden incrementar su automatización y así crear nuevos modelos de negocio.

Para muchos, hablar de IoT es como hablar de la Cuarta Ola de la Revolución Industrial o Industria 4.0. Algunos de los usos habituales que se realizan en la Industria de IoT son: Fabricación Inteligente, Logística conectada e inteligente, Cadenas de Suministro Digitales Inteligentes…

Internet de las Cosas v3

👷🏽‍♂️ El Internet de las Cosas permite mejorar la seguridad de los trabajadores

Además de rastrear los activos físicos, el IoT permite mejorar la seguridad de los trabajadores. Por ejemplo: Los empleados de entornos de trabajo peligrosos (minas, plantas químicas…) tienen que saber si se ha producido una incidencia peligrosa que pudiera afectarles.

También puede utilizarse en Wearables que ayudan a supervisar la salud humana y las condiciones medioambientales para conocer cómo se encuentra el trabajador. Además, conocer en qué condiciones se trabaja es fundamental para continuar con los proyectos de obra que se desarrollan. 

Del mismo modo, la aplicación de Sistemas IoT mediante sensores integrados en equipos de trabajo habituales permite recoger datos como: vibraciones, temperatura y presión, entre otros. Además, es posible aplicar también estos Sistemas IoT en el entorno de trabajo. De hecho, se trata de los sensores más conocidos y se instalan en diferentes partes de la empresa.

El principal uso que se hace de los sensores, como los de gases, en este tipo de casos es para registrar parámetros higiénicos que avisan ante determinadas concentraciones, o de temperatura, que alertan ante valores anormales.

“EPC Tracker te ayuda a mejorar tu productividad y competencia con el Internet de las Cosas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *