Es cierto que escuchar el término “Revolución Industrial” nos traslada al pasado, a la historia del mundo, concretamente, al siglo XVIII que fue cuando todo este proceso comenzó. Como todo en la vida, este concepto también ha ido evolucionando con el paso de los años. Actualmente, ya se habla de “Cuarta Revolución Industrial” para hacer referencia a la Industria 4.0.

¿Por qué “Cuarta Revolución Industrial”?

Al hablar de Industria 4.0 y de Cuarta Revolución Industrial se están relacionando dos expresiones que surgen como continuación a la Primera Revolución Industrial, una etapa de evolución técnica-económica de la humanidad.

La Cuarta Revolución Industrial no es más que una sucesión de anteriores Revoluciones que acontecen a nivel mundial:

  • La Primera Revolución Industrial surgió en el año 1784 con el primer sistema mecanizado que se implantó en las máquinas de vapor.
  • La Segunda Revolución Industrial apareció en 1870 con la invención de la primera cinta transportadora, que permitió que la producción en serie fuese más sencilla.
  • En el año 1969, en representación de una Tercera Revolución Industrial, surgieron los controladores programables que ayudan a automatizar la producción.
  • Finalmente, con la aparición de la Cuarta Revolución Industrial, gracias a las TIC’s y a Internet, se digitalizan todos los procesos de producción. 

Inteligencia artificial | Elemento central de la Industria 4.0

En esta transformación, la inteligencia artificial es señalada como el elemento central. Es un concepto íntimamente relacionado con el Big Data, el uso de algoritmos para su procesamiento y la interconexión masiva de sistemas y dispositivos digitales.

En definitiva, se trata de una nueva manera de organizar los medios de producción. Y te preguntarás: ¿Para qué? La respuesta te la damos a continuación. El principal fin que se pretende lograr es la puesta en marcha de fábricas inteligentes o smart factories que sean capaces de adaptarse mejor a las necesidades y a los procesos de producción.

Desde la digitalización hacia la automatización de fábricas

Este nuevo tipo de industrias destaca, principalmente, por la automatización. Gracias a ella es posible interconectar las unidades de producción, crear redes de producción digital y hacer un uso más eficiente de los recursos.

La industria 4.0 implica una completa digitalización de la cadena de valor a través de la integración de tecnologías de procesamiento de datos, software inteligentes y sensores. Se trata de un camino cuyo punto de origen es el proveedor y que termina en el destino llamado cliente. De este modo, es posible predecir, controlar, planear y producir, de forma inteligente, los aspectos que generan mayor valor a toda la cadena.

¿Quieres saber cuáles son las 5 cosas más importantes sobre Industria 4.0? Haz clic aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *